¿Por qué debes incluir un cepillo en tu limpieza facial?

Tal y como hemos comentado en anteriores ocasiones, tener una buena rutina de higiene facial es fundamental para lucir una piel radiante y libre de imperfecciones. La contaminación, el uso prolongado de la mascarilla o los cambios de temperatura son factores que hacen que la piel se apague, sufra y acumule células muertas que obstruyen los poros. Para combatir todo esto, además de los productos adecuados, se necesitan las herramientas idóneas. A pesar de llevar años en el mercado, durante el año 2020 los cepillos de limpieza facial han evolucionado hasta situarse como un imprescindible en nuestro día a día.

Estos cepillos cubren numerosas funciones. Además de eliminar impurezas en profundidad, están diseñados para maximizar los efectos de los productos que utilizamos. Gracias a su movimiento circular, estimulan la circulación mejorando la producción de colágeno y la renovación de las células, aportando una gran luminosidad.

Photo by Zinkevych from Canva

¿Cómo se utiliza el cepillo facial?

  1. Lava tu cara con abundante agua tibia y no la seques.
  2. Aplica una pequeña cantidad de gel en tus manos y frota para hacerlo reaccionar (hasta que salga espuma). Es importante seguir este paso y no frotar el jabón directamente sobre el rostro.
  3. Una vez espumoso, aplica el jabón en tu rostro. Enciende el cepillo y pásalo con movimientos circulares por todas las zonas, incidiendo en aquellas que suelen acumular más suciedad como la nariz o la barbilla. Realiza este proceso durante 1 minuto aproximadamente (10 segundos en mejillas, nariz y barbilla y 20 segundos en la frente).
  4. Aclara con abundante agua y recuerda secar tu rostro con toquecitos y no arrastrando la toalla.
  5. Aporta tu sérum o crema haciendo un masaje de nuevo en movimientos circulares. Algunos cepillos ya traen la función masaje incorporada.

    Photo by Pixland from Canva

    Al contrario de lo que se puede pensar, el cepillo sí se puede usar a diario y de hecho esta rutina facial se debe hacer dos veces al día, siempre sin extenderse del tiempo recomendado. Los modelos varían según el tipo de piel o los resultados que quieras obtener. Por lo general, aquellos con las fibras más finas se recomiendan para pieles sensibles y los más gruesos para limpiezas más profundas. A pesar de ello, la novedad son los cepillos con cerdas cortas de silicona, ya que acumulan menos suciedad y se consideran más efectivos a largo plazo.

    Os dejo algunos consejos que deberías tener en cuenta para su uso correcto:

    • Nunca lo uses en seco o sin un producto espumoso.
    • No te excedas del tiempo recomendado.
    • No es necesario presionar: basta con deslizar el cepillo de forma suave.
    • No los uses para la aplicación de exfoliantes, para ello usa tus manos.
    • Son de uso exclusivamente personal, no los transfieras.
    • Elige el que mejor se adapte a las necesidades de tu piel, no todos son iguales.

Si quieres un plus de hidratación para tu piel, los tratamientos faciales específicos (higiene, peeling, mascarilla) son perfectos para conseguir un rostro más luminoso y cuidado.

¡Pregúntanos sin compromiso!

¿Cómo eliminamos las manchas faciales?

Las manchas faciales son un problema muy común. Se trata de lesiones por el aumento de la pigmentación en la piel que producen una alteración de color y que pueden ir más allá de un inconveniente estético. Existen muchos tipos de manchas: lisas, rugosas, con relieve, más marcadas o menos etc. Cara, cuello y escote son las zonas más sensibles, están más expuestas por lo que son zonas propensas a la hiperpigmentación.

¿Por qué aparecen las manchas?
Realmente no existe un único factor y depende mucho del tipo de pie de cada persona. Por lo general intervienen factores hormonales, la alimentación, la edad, previas cicatrices o marcas, pero sin duda nuestro peor enemigo es la exposición solar. Insisto como siempre en la importancia de usar protector solar durante todo el año.

Photo by Julia Kuzenkov from Canva

Photo by Julia Kuzenkov from Canva

En el caso de tener este problema, antes de someteros a ningún tipo de tratamiento, es necesario consultar con un profesional. Con una exploración o tomando muestra si fuera necesario descartamos males mayores y además podemos asesorar cuál es el tipo de tratamiento que mejor puede funcionar. La piel es un órgano sensible y es necesario que el tratamiento sea mínimamente invasivo y que respete la integridad de la piel circundante.

¿Qué tipo de tratamiento ofrecemos en la clínica Dra. Ana Maldonado para este problema?
Como bien he dicho el tratamiento a seguir dependerá mucho del tipo de mancha y de piel, pero por lo general empleamos estas dos técnicas:

PEELING
Es uno de los procedimientos que más realizamos y no tiene nada que ver con una limpieza facial común. Es un tipo de tratamiento cutáneo por el que se aplican una serie de sustancias exfoliantes sobre la piel con la finalidad de renovar las capas más superficiales. Durante el proceso se eliminan células muertas y se estimula la regeneración. El resultado es una piel con una gran luminosidad y pureza ya que reduce la apariencia de manchas, estrías o cicatrices.

Existen diferentes tipos de peeling según la piel de cada paciente y los resultados que se quieran obtener:
Cuando las manchas se encuentran en la capa media de la piel, la mejor opción es someterse a un peeling medio.
Cuando por el contrario, cuando el daño en la piel es intenso, con manchas y arrugas profundas, la mejor opción es realizar un peeling profundo a base de fenol. Con este tratamiento se consigue destruir la capa superficial y media por completo, lo que da lugar a la renovación total de la piel. Este peeling es más agresivo y necesita una vigilancia constante.

Photo by Nina Malina from Canva

Photo by Nina Malina from Canva

MESOTERAPIA
No es un tratamiento exclusivamente corporal, también tiene aplicaciones faciales. En este caso el tratamiento consiste en aportar a rostro y cuello los nutrientes que necesitan para mejorar los tejidos. Es un procedimiento no invasivo con el que el paciente vuelve a la vida normal sin necesidad de post- tratamiento.
Con la mesoterapia logramos estimular, hidratar y tonificar el rostro dándole un toque extra de luminosidad. Se administra normalmente en pieles maduras o envejecidas pero en pieles jóvenes cuando es necesaria una reparación de la dermis del rostro.

Si tienes algún tipo de mancha facial y quieres eliminarla no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de asesorarte.

¿Qué pasos debes seguir para una buena rutina facial?

Siempre insisto mucho en la importancia de tener una buena rutina facial. La higiene es fundamental para prevenir y evitar imperfecciones en el rostro que necesiten posteriores tratamientos. Todavía hay quien piensa que es suficiente con desmaquillarse con agua micelar y aplicar un poco de crema. ¡Nada más lejos de la realidad! Tampoco es necesario hacer un gran desembolso y tener que usar los productos más caros del mercado para tener unos resultados increíbles. Otra de las dudas más comunes es el orden en el que hay que aplicar estos productos.
A continuación os dejo con una rutina simplificada y muy eficaz. Menos es más.

Leer más

¿Cuánto sabéis sobre la mesoterapia?

La mesoterapia es un tratamiento del que habréis oído hablar mucho pero, ¿sabéis en qué consiste? La técnica fue desarrollada por el doctor francés Michel Pistor en 1952 así que no es tan novedoso como podíamos pensar.

En una post anterior hablamos sobre la mesoterapia facial. En esta ocasión vamos a ver las posibles aplicaciones de este método para tratamientos corporales.

Leer más

¿Qué podemos conseguir con la carboxiterapia?

El tratamiento de carboxiterapia es uno de los más realizados en nuestra clínica y es que se trata de un método realmente efectivo. Se utiliza para tratamientos tanto faciales como corporales y se puede combinar perfectamente con otros tratamientos de medicina estética para lograr un mayor grado de efectividad.

Leer más

Ácido hialurónico: Qué es y cómo se utiliza

Sois muchas las que me preguntáis por este tipo de tratamiento. El ácido hialurónico es el material más utilizado en relleno facial gracias a su eficacia y buenos resultados.

Leer más

Los tratamientos faciales y corporales más adecuados para después del verano

Como dice la canción: el final del verano llegó, y con él las ansiadas vacaciones, el tiempo de relax y, reconozcámoslo, la época en la que nos relajamos más con nuestras rutinas de belleza, ¿verdad? Leer más

5 cosas que deshidratan tu piel y no lo sabías

Ya os he comentado muchas veces la importancia de cuidar nuestra piel durante todo el año, pues cada estación conlleva unas necesidades y problemas concretos, pero el verano es la época en la que hay que prestarle especial atención ya que factores como el sol, el agua de la playa, la piscina o la ropa apretada influyen y afectan a la salud y aspecto de nuestra piel. ¿Quieres saber cuáles son algunas de las cosas que hacemos sin darnos cuenta y que resecan nuestra piel?

  • Ducharse con agua muy caliente: Las duchas y el gel que utilizamos pueden romper la barrera protectora de nuestra piel, haciendo que se deshidrate. Por eso es muy importante utilizar un buen gel de ducha acorde con nuestras necesidades y emplear agua tibia, es algo que ahora agradeceremos para aliviar el calor del mes de agosto.

  • Beber alcohol: no todos los líquidos hidratan, y el caso del alcohol es un ejemplo claro. Además de ser uno de los mayores enemigos de nuestra piel, su efecto diurético hace que perdamos más agua de la necesaria y dificulta la rehidratación posterior. De esta forma, nuestra piel se ve deshidratada y con un aspecto apagado, además de provocar un envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas. Y, aunque nos gustaría que hubiera excepciones, todas las bebidas alcohólicas son perjudiciales, como la cerveza, el gin tonic o el vino tinto.
  • Productos inadecuados en la rutina de belleza: al igual que el gel en el caso de la ducha, los productos que aplicamos como parte de nuestra rutina de belleza pueden hacer que, en lugar de ayudarnos a hidratarla, consigan todo lo contrario. Por eso yo siempre recomiendo utilizar productos específicos para cada tipo de piel, que respeten su pH natural y no rompan el manto lipídico, tanto para el rostro como para el resto del cuerpo.

  • Sudor: la sudoración es, por sí misma, una forma de deshidratación ya que el cuerpo emplea este mecanismo para aliviar un exceso de calor. Sin embargo, dependiendo de la ropa que llevemos (si es muy gruesa o pesada, por ejemplo) o si el ambiente es húmedo, el sudor no se evapora y el cuerpo no elimina el calor, por lo que pierde aún más agua para intentar reducirlo.
  • Falta o exceso de hidratación: como en todo, tan importante es no pecar por exceso ni por defecto, por eso la falta de hidratación (beber poco) y el exceso (aplicando mucho producto hidratante, por ejemplo) hacen que el resultado sea el mismo: tener una piel deshidratada.

Como siempre digo, piel solo hay una  y tenemos que cuidarla. Ten en cuenta estos consejos para que tu piel no sufra y esté más hidratada.

Si tenéis cualquier duda o pregunta, ¡consultadme! Estaré encantada de ayudaros.

Los 5 tratamientos más demandados del verano

El verano suele ser nuestra época del año favorita. Es el mejor momento del año para disfrutar plenamente de la vitamina D, de las vacaciones, de la playa, de la arena, de la piscina, del aire libre…

Pero también es cuando solemos ver que nuestro cuerpo y nuestra piel no está como nos gustaría: celulitis, estrías, piernas hinchadas, arrugas, manchas… Son algunos de los ejemplos más comunes entre nuestras pacientes.

Leer más

¿Acabas de dar a luz? Recupera tu cuerpo con nuestros tratamientos postparto

Tras dar a luz, los cambios que tienen lugar en nuestro cuerpo son inevitables. Se trata de cambios físicos y hormonales que se producen para adaptarse al crecimiento del bebé. Estos cambios producen un estiramiento de la piel del pecho, del torso y de los músculos del abdomen. 

Leer más